domingo, 3 de marzo de 2024

París: Dia 15: Palacio de Versalles

Nuestra mañana comenzó cruzando el Sena por uno de sus pintorescos puentes y caminando un poco más de 10 cuadras hasta la estación Musée d'Orsay para tomar el tren RER C rumbo a Versalles.

Habíamos sacado la entrada al Palacio y los Jardines con unos días de antelación desde su web oficial a un costo de 27 euros cada una, un poco más cara que la normal que creo recordar eran unos 22 o 23, por incluir los Jardines Musicales y Grandes Aguas, pero nunca supimos de qué se trataban estos “bonus” porque creo que no estaban funcionando.

En general ninguna fuente estaba funcionando, no sé si por ser temporada baja, pero realmente no valió la pena pagar ese plus. Sí vale la pena pagar la entrada que incluye los Jardines (hay otra más económica de acceso sólo al Palacio) porque incluye además acceso al Pequeño y el Gran Trianón (que nosotras no alcanzamos a visitar porque ya estábamos exhaustas de caminar!!!)


Versalles está a poco más de media hora de Paris, el trayecto es rápido y el tren ya nos pone en ambiente con su decoración interior. No habíamos llevado, mapa ni nos habíamos interiorizado de todo lo que había para ver en el Palacio, cosa que haré la próxima vez que lo visite si es que hay una ☺ porque realmente es ENORME y si bien vimos casi todo, creo que algunas salas nos quedaron sin recorrer.


Apenas ingresar por la planta baja nos encontramos con la Capilla Real donde todos los días la corte asistía a la misa del rey. 

Capilla Real

Subiendo a la primer planta puede admirarse el vestíbulo superior de la misma que es absolutamente deslumbrante!



A la capilla sólo se accede mediante visita guiada, pero puede verse desde afuera sin problemas.

Aprovechamos la subida de la escalera para visitar primero la planta alta

Escalera del palacio de Versalles

Y luego de pasar por los salones de Hércules, Marte, Mercurio y todos los dioses llegamos a la frutilla de la torta que es la Galería de los Espejos!

Galería de los Espejos

Esta galería de 73 metros de largo construida con el único objeto de deslumbrar a sus visitantes, era un lugar importante de sociabilización, pero también para demostrar la fortuna y poder del Rey Sol, ya que el espejo era considerado un material extremadamente caro para la época.


Además, las personas podían verse reflejadas de cuerpo entero, algo que no era habitual, y también se refleja la luz que entra por sus hermosos ventanales.


La cámara o habitación del Rey tenía salida directa a la galería, así como también el Gabinete del Concejo. Esta habitación fue utilizada solamente por Luis XIV para dormir. Posee una exquisita decoración con muebles y cortinajes con ribetes de oro y destacan los 3 grupos de plumaje blanco de avestruz sobre el dosel de su cama, otro lujo reservado sólo a la realeza.

La Cama de Luis XIV

Unos pasos más allá la cámara de la reina tampoco se queda corta en ornamentación. Aquí la reina daba a luz a sus hijos EN PUBLICO!! Y a diferencia de la del Rey esta cámara sí fue ocupada por las reinas sucesivas, esposas de Luis XV y XVI.

Cama de las Reinas


En la planta baja destacan los aposentos del Delfín y de las hijas de Luis XV. No pondré fotos de todos ellos porque son muchos y porque hay un breve resumen en el video, pero sí me encantó el órgano del Gran Gabinete de Madame Adelaida que se utilizaba como Sala de Música.

Gran Gabinete de Adelaida

Se puede salir de esta ala por el Patio de Mármol, patio del palacio inicial construido en 1623 por Luis XIII cuyas baldosas blancas y negras provienen del palacio de Vaux-le-Vicomte.

Patio de Mármol

Y después de recorrer durante poco más de una hora el Palacio, nos dedicamos a pasear por sus Jardines bajo la lluvia parisina.

Vista de los Jardines desde el palacio

Estos maravillosos jardines son obra del jardinero André Le Notre, quien trabajó durante 25 años para el palacio logrando un exquisito diseño lleno de fuentes, bosquetes y esculturas.

Sus 2 creaciones más famosas son los parterres de bordado (arabescos geométricos tallados en el césped) y el Gran Canal.

Parterres de Bordado


Todo el paseo es tan deslumbrante como cansador! Los jardines y parques abarcan en su totalidad unas 800 hectáreas, aunque las atracciones principales están dentro de un área de 90, de todas formas gigantesca!



Se ubican en la fachada trasera del castillo


Y entre sus fuentes destacan la de Latona y sus hijos Diana y Apolo

Fuente de Latona

Y el estanque de Apolo con su conjunto de plomo dorado inspirado en la leyenda del dios del Sol, emblema del rey.

Estanque de Apolo

Todo el complejo visitado desde la entrada hasta el inicio del Gran Canal tiene aproximadamente 180 metros de largo por 900 de ancho, sin contar que se camina por senderos laberínticos entre sus famoso bosquetes. Todo esto sin contar el área de los Trianon y sus Jardines, donde hay que caminar unos 2 kilómetros más para llegar.


En síntesis, no deberíamos haber dejado la visita para el último día jaja, estábamos tan cansadas que no alcanzamos a recorrer todo el predio, pero siempre es una buena excusa para volver y tal vez la próxima podamos ver sus fuentes en funcionamiento!

Aquí el video de la visita a Versalles, nuestra partida de París y final de este maravilloso viaje!!!!






jueves, 25 de enero de 2024

Paris: Dia 14: Museo del Louvre, Galerias Lafayette Haussmann y cena de despedida!

Hoy toca finalmente la visita al afamado Museo del Louvre. Como abre a las 10 hs. y estamos muy cerquita, aprovechamos a dormir un poco más y desayunar tranquilas en nuestro alojamiento.

Una vez adquirida la entrada en la taquilla, la cual no fue necesaria reservar con antelación y tampoco hubo una cola excesiva para la compra, nos dispusimos mapa en mano a buscar las obras de nuestro interés que habíamos agendado para no perdernos ninguna y optimizar el tiempo de la visita.

El Museo del Louvre es GIGANTE!!! Tiene 5 plantas y cada una se divide en 3 alas: el Ala Richelieu, el Ala Sully y el Ala Denon. Y si bien existe en internet un plano detallado del mismo y sus números de salas, al haber escaleras que conectan tanto plantas como alas, uno no sabe bien nunca donde se encuentra 😄

Por momentos los números venían bien y de repente “saltábamos” a otra planta sin quererlo… por lo que nuestra lista de unas 20 obras a visitar, se redujo drásticamente a 6 o 7 y a lo que alcanzáramos a ver de pasada.

Apenas ingresar pudimos ver la primera de nuestras obras listadas: Los Caballos de Marly en el sector de escultura francesa.

Los Caballos de Marly

Algo que no teníamos agendado y que realmente nos impresionó fueron los aposentos de Napoleón: un departamento entero lujosamente decorado con dorados y terciopelos rojos, que supo ser residencia del ministro y su familia y lugar donde se celebraban reuniones, fiestas y banquetes.

Aposentos de Napoleón

Por algunas de las ventanas del Museo puede verse el exterior con su pirámide de cristal


No llegamos a ver de cerca La Gioconda porque la cola de espera era muuuuy larga, pero sí pudimos acercarnos a la Venus de Milo

Venus de Milo

A la Gran Esfinge de Tanis

Gran Esfinge de Tanis

Y a la Victoria Alada de Samotracia

Victoria Alada de Samotracia

Al salir, la pirámide invertida


Y por supuesto unos macarons de Laduree 😊


Por la tarde, luego de nuestro almuerzo, salimos a caminar por París y llegamos a las Galerías Lafayette-Haussmann con la idea de subir a su mirador en el piso 8

Galerías Lafayette-Haussmann

Desde este mirador totalmente gratuito, al que se accede primero por ascensor o escaleras mecánicas, más un piso por escalera convencional, se pueden obtener grandiosas vistas de la Torre Eiffel, la cúpula verde de la Opera Garnier y de toda la ciudad de Paris.



Y también tomarse una foto con el famoso letrero de PARIS, JE T´AIME


Otro de sus mayores atractivos es "La Coupole", esa inmensa cúpula decorada con vitrales multicolores que puede observarse desde todos los majestuosos pisos de la galería. Una auténtica obra de arte!

La Coupole

Y por supuesto también por aquí los macarons…


Para finalizar nuestro anteúltimo día e ir despidiéndonos de Paris, cenamos en la Brasserie de La Bourse uno de sus platos típicos: el “Confit de Canard” o Pato Confitado que se sirve con papas y vegetales.

Confit de Canard

Y no podíamos irnos de París sin degustar una verdadera Crème Brûlée


Todo el video de este dia, aquí: