miércoles, 16 de febrero de 2022

Mendoza - Conociendo otras cepas

Mendoza, tierra del sol y del buen vino, como se la llama acá en nuestro país y como ya se está conociendo en el mundo.

Cuna de uvas tintas como el Malbec, el Cabernet, el Tempranillo y el Bonarda y también de uvas blancas como el Chardonay y el Sauvignon Blanc, Mendoza es uno de los principales destinos de Argentina en materia de vides y olivares, pero también un sitio histórico fundamental para la liberación latinoamericana llevada a cabo por el Ejército de Los Andes.

Es imposible caminar por Mendoza y no encontrar plazas, calles, museos o colegios que no se llamen San Martin. Y es que el libertador fue además gobernador intendente de la región de Cuyo y nunca descuidó la administración de la ciudad a pesar de sus actividades militares.

Hay que ver el orgullo con que los mendocinos hablan del general San Martin, con cuánta pasión se cuenta la historia y la cantidad de homenajes y monumentos dedicados tanto a su persona como al Ejército Libertador.

Y en un año donde las “cepas” no paran de surgir, decidimos aprovechar el Pre-Viaje y seguir conociendo rincones de nuestro país. Como siempre de la mano de mi amiga Mariela B, pero esta vez la invitamos a su mamá Nelly para que fuera parte de la aventura.

Y resulta que comentando con amigos que nos íbamos en Noviembre, se sumaron dos más al pelotón: Araseli y Marcelo, y nos encontramos en esta hermosa ciudad llena de álamos y acequias, en esta escapada de 4 días que ya les paso a contar.

DIA 1: De Buenos Aires a Mendoza


Era la primera vez que volábamos con FlyBondi, una compañía low cost que no tenía aún muchos aviones en su haber, y tal vez por esta causa sufrimos 2 reprogramaciones horarias que nos hicieron perder nuestro primer día en Mendoza, ya que de llegar antes del mediodía, pasamos a llegar pasada la medianoche… de haber llegado a tiempo, hubiéramos realizado o el City tour en bus o una caminata diurna por los puntos más relevantes de la ciudad que tuvimos que conocer de noche, cosa que también tiene su encanto.

Nos alojamos en el Apart Hotel Xumec, bien en el centro de la ciudad, con muy buena relación precio – calidad. Particularmente me gusta alojarme en departamentos o aparts y disponer de cocina, heladera o jarra eléctrica para el mate, té, café, bebidas frescas o lo que uno quiera tener para comer. Y en este sentido estuvo muy bien el desayuno servido en la habitación, que nos permitía guardar lo que no comíamos para más tarde, disponiendo en todo momento de medialunas, libritos de grasa, jugo, yogurth o cereales.



DIA 2: Alta Montaña

Como toda ciudad turística, Mendoza tiene una gran oferta de Excursiones variadas y para todos los gustos: paisajes, historia, degustaciones, actividades de aventura, relax y más…

En nuestro caso nos decidimos por contratar un pack de excursiones con la Agencia Salvando las Distancias: una, porque son proveedores de Pre-Viaje y dos, porque tenían casi todas las excursiones que queríamos hacer.
Los precios están regulados por la Secretaría de Turismo, por lo que en casi todas las agencias vas a ver que cobran lo mismo. En el caso de SLD, es una agencia que trabaja con proveedores locales como Cepas Turismo y Xnoccio Aventura, que fueron los que nos tocaron a nosotros en estos 4 días, y todo salió más que bien!

Nos levantamos muuuuuy tempranito porque a las 7 hs. nos pasaban a buscar y allí partimos entre dormidos y felices por el camino de los Andes.


Esta excursión tiene 6 paradas fundamentales:

1.    Dique Embalse Potrerillos

2.    Uspallata (parada técnica)

3.    Puente de Picheuta

4.    Puente del Inca

5.    Mirador del Aconcagua

6.    Las Cuevas

Igualmente en el camino nos vamos adentrando en zona de montaña y el guía va explicando detalles de la orografía que vamos viendo.



El Embalse Potrerillos se encuentra a unos 45 kms de la Ciudad de Mendoza (1 hora de viaje) y está ubicado sobre el rio Mendoza. Como toda represa, controla el cauce del río para producir energía y agua para riego. Será algo común ver represas por todo Mendoza, ya que la zona es muy árida y se trata de aprovechar el agua hasta la última gota. Por esta razón también en la ciudad se planificó la construcción de acequias que aprovechan el declive natural de la tierra para llevar el agua y permitir que la ciudad tenga una hermosa forestación que da sombra y frescura en los agobiantes días de verano.



Todo el camino transcurre con el marco de la pre-cordillera y la cordillera de Los Andes como telón, a veces el paisaje se torna muy árido, a veces cobra vida la vegetación gracias al río.

Al llegar a Uspallata (unos 66 kms más desde Potrerillos) hacemos una parada técnica en un bar, más que nada para el uso de los baños, comprar algún recuerdo o picar algo en el camino. El pueblo es muy pequeño, pero pintoresco.


20 kms más y llegamos a la parada de Puente de Picheuta, sobre el río del mismo nombre. Construcción hecha en piedra y argamasa que adquirió relevancia histórica en el año 1817, cuando fue utilizado por San Martin en su ruta a la Cordillera de Los Andes.

El puente está considerado monumento histórico, por lo que se puede pasar por debajo de él, pero no por arriba.



Pero el premio mayor es sin dudas para el Monumento Puente del Inca (50 kms más pasando por la zona de Penitentes, donde se encuentra la famosa pista de esquí). A unos 2700 metros sobre el nivel del mar, esta maravilla natural irrumpe por sus majestuosos colores amarillo-verdosos, naranjas y blancos, producto de la combinación entre el calcio y el óxido de hierro que aportan las aguas termales.
Y si bien en medio de la roca se construyó una edificación donde se encontraban las piscinas del hotel termal (destruido por un alud en el año 1965), la misma no deja de aportarle cierta belleza arquitectónica.

Destaca que el alud haya dejado intacta la Capilla del Hotel al pie de la montaña… hay una explicación física, pero la espiritual siempre es más interesante J



Unos poquitos kilómetros más allá, descendimos en el Mirador del Cerro Aconcagua. Y si bien el cartel dice 6962 m.s.n.m. esa es la altura del Cerro, ya que nosotros apenas superamos los 3000.



A pesar de la distancia es imponente, con sus cumbres siempre nevadas y su forma redondeada que asoma entre otras formaciones de la pre-cordillera. Y además es la montaña más alta de América y está en nuestro país, así que se siente un orgullito en el corazón al contemplarlo.



La última parada es Las Cuevas, la localidad más elevada de la provincia (3557 msnm) y el punto más lejos al que podemos llegar antes del límite con Chile. Son unos 10 kms más y la parada es un poco más extensa que las demás, ya que se aprovecha a almorzar en su restaurante y comprar unos ricos alfajores Entre Dos, algo obligatorio en Mendoza!



Después, todo regreso… aprovechando a descansar un poco en el bus para seguir pateando la ciudad a la noche, cuando fuimos a conocer el Parque San Martin con sus majestuosos portones de hierro y la hermosa Fuente de los Continentes, las estatuas de los Caballitos de Marly y la Avenida Emilio Civit con sus casas señoriales, hasta llegar a Plaza Independencia y coronar la noche con una cena en Bute – Buenas Tertulias.



Como Postdata de este día, por la madrugada a 6 kms de Las Cuevas se registró un temblor de 5.8 grados que se sintió en el hotel y en las patitas de mi cama!!!! Sustoooo!!!!

 

DIA 3: VILLAVICENCIO Y TOUR DE BODEGAS Y OLIVARES

Este día teníamos contratadas 2 excursiones de medio día que se pueden combinar perfectamente, ya que una finaliza sobre las 12.30/13 hs y la otra comienza a las 14 hs.



Por la mañana fuimos a visitar la Reserva de Agua Mineral Villavicencio y el Hotel ubicado dentro de la misma, el que conocemos por estar en la etiqueta del agua mineral.

El camino a Villavicencio es de unos 50 kilómetros de ida y se pasa por el Monumento de Canota, el cual simboliza el momento en que el General San Martín divide sus tropas para emprender el cruce de los Andes. Fue aquí donde el General Las Heras junto al Batallón N° 11 se dirigió hacia el camino de Uspallata para cruzar hacia el pueblo chileno de Los Andes, mientras que el resto del Ejército siguió al General San Martín para cruzar por el Paso de los Patos y tomar por sorpresa a los realistas.



De todas las excursiones esta es la más “prescindible”. De la reserva en sí sólo puede caminarse por un pequeño paseo que dura sólo unos minutos y para lo cual hay que pagar una entrada que no lo vale, aunque esta entrada ayuda a la conservación del lugar, que es propiedad privada de Aguas Danone de Argentina, por lo que uno se pregunta si realmente necesitarán de nuestra ayuda…

Lo único rescatable de la excursión es el camino de los caracoles para ascender hasta el Hotel Termal (hoy en día no está funcionando como hotel, sólo como visita turística) y los Jardines del Hotel diseñados por el paisajista Carlos Thais (hijo). Además hay una hermosa capilla al lado del hotel donde destaca un óleo de la última cena.



Al regreso de la excursión nos bajamos en Plaza España, la plaza más bonita de la ciudad, que se dice está inspirada en la Plaza España de Sevilla, con sus murales de mayólica y su imponente estatua de mármol travertino.



Lo mejor del día, el pic-nic que hicimos en la plaza el grupo de los 5.



Pero a no dormirse que el día sigueeeeeeeee! Un cafecito en Starbucks y partimos hacia las Bodegas. Acá debo hacer un alto en el camino y decir que a mí no me gusta el vino, pero mis amigos se tomaron la parte que me correspondía y un poco más también, jaja.





Visitamos en total 3 bodegas y una aceitera-acetaia: primero la bodega Familia Cecchin que elabora vinos 100% orgánicos, después la bodega Vistandes con tecnología más moderna e industrial, luego fuimos a la aceitera Laur donde también funciona la acetaia Millan (acá sí degusté sus aceites y la picadita que acompañaba, jaja) y por último la bodega familiar Florio, especialista en variedades espumantes como el Nebiolo y otras como Marsala, Oporto y Moscato.



Después de unas 12 copitas de vino… no se imaginan como estaba el grupete… menos mal que ninguno conducía!




La noche nos volvió a regalar un paseo por La Alameda y las Ruinas Jesuíticas de San Francisco, para terminar comiendo unas pastas en La Marchigiana.



 DIA 4: CAÑON DEL ATUEL

Hoy nos toca un día largo… la distancia desde Mendoza hasta el Cañon del Atuel en San Rafael, es de 270 kilómetros y unas 4 hs. de viaje en bus.



Durante todo el trayecto nuestra guía Jessica de Cepas Turismo nos fue relatando historias sobre la construcción y fundación de San Rafael con algunas “perlitas novelescas” y haciéndonos reír con los dichos mendocinos.

Pero lo mejor fue su conocimiento sobre la geología del Cañon del Atuel que nos dejó maravillados! Un lujo haber hecho con ella la excursión, además por su simpatía y predisposición constantes.



Y del cañon qué decir! Una maravilla natural a la que tenemos suerte de poder ingresar con vehículo y disfrutarla “desde adentro”, con sus imponentes paredes, sus sinuosos caminos al borde del precipicio, sus maravillosas formaciones multicolores y también sus represas, obras de ingeniería indispensables en esta zona.

El cañón, producto de la erosión provocada por el río Atuel y el viento, comienza en el Embalse El Nihuil y finaliza un poco más abajo del Embalse Valle Grande.

La formación rocosa más conocida es la denominada el submarino, ya verán en la foto por qué.



Al finalizar el recorrido en Valle Grande, existe la posibilidad de realizar algunas actividades de aventura como Rafting, Puentes Tibetanos o Tirolesa (no incluidos en la excursión). Nosotros teníamos rafting contratado para el día siguiente, así que nos dedicamos a tomar unos mates a la vera del río y disfrutar del hermoso día!



Llegamos a Mendoza tarde, a eso de las 22 hs. y compramos comida para cenar directamente en el hotel, rendidas de cansancio!

 

DIA 5: TERMAS DE CACHEUTA Y RAFTING

Ultimo diaaaaaaa! Y por suerte las termas abren a las 10 hs y pudimos dormir un poco más y desayunar tranquilos.

Hoy fue un día de relax y disfrute de la amistad!



Termas de Cacheuta es un complejo formado por múltiples piletones de piedra con agua termal a diferentes temperaturas, enclavado en un paisaje de montaña alucinante. El complejo tiene varios niveles y escaleras, restaurantes tanto dentro como fuera del mismo y posibilidad de practicar deportes de aventura.



Después de un día de relax total y de comernos unas ricas empanaditas al sol, nos sacamos las ganas de hacer tirolesa algunos y rafting todos! (o casi todos porque Nelly no se animó). Y debo decir que al principio la charla técnica me dio un poco de cosquilla por todo lo que te dicen que puede suceder… pero por suerte nada pasó y no me pareció una actividad peligrosa en absoluto, al contrario, muy segura y divertida!!!



Si faltaba algo para coronar nuestra escapada, era una cena los 5 juntos en el Restaurante Fuente y Fonda, uno de los imperdibles de la ciudad. El menú: Pastel de papas y bondiola con batatas y huevos fritos, acompañados por supuesto de un vinito mendocino!


PD: Las fotos son un poquito de todos, asi que gracias a todos los viajeros camarógrafos por compartirlas!!!!



domingo, 28 de marzo de 2021

Ushuaia - Viaje al Fin del Mundo

Y después de casi un año encerradas y con mucha incertidumbre, decidimos arrancar hacia un destino que tenía en mi mente hace un laaaargo tiempo.

USHUAIA, capital de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur (si, si, un poco largo el nombre), conocida como el “Fin del Mundo”, disputa el puesto de la ciudad más austral con su vecina chilena Puerto Williams.


Si bien dista unos 2.200 kilómetros de Viedma (ciudad donde vivo), al no tener vuelos directos debemos trasladarnos sí o sí a Buenos Aires, así que primero a subir para después bajar… de todas formas los 3 días que pasamos en la capital del país fueron muy bien aprovechados… nunca se pierde la oportunidad de visitar la city porteña!!!!

DIA 01: Conociendo la ciudad

Y así fue como un Lunes a las 3 de la mañana y con mucho sueño, salimos para el Aeropuerto de Ezeiza a tomar nuestro vuelo JetSmart de las 5.30 hs. Era nuestra primera vez volando por esta aerolínea y debo decir que a pesar de ser una LowCost nos asombró la comodidad de los aviones, la limpieza y atención y sobre todo lo nuevos que eran. Un despegue fenomenal, suave, casi imperceptible y un vuelo de poco más de 3 horas muy ameno y cuidado.

Cabe destacar que los pasajes en JetSmart incluyen SOLAMENTE equipaje de mano, pero a no confundir: no es carry on + bolso de mano, es solamente UNO. Ví mucha gente llevar su carry on y una cartera o mochilita y que les cobraran el carry por considerarse segunda valija.

Además el bolso de mano tiene unas medidas un tanto pequeñas, mi carry por ejemplo, las excedía… y el costo por llevar carry on de 10 kgs. arriba del avión es el mismo que por despachar una valija de 23 kg. Sin pensarlo dos veces llevamos una valija grande para las dos, pagamos un solo equipaje despachado y arriba solamente nuestras mochilas que no llegaban a los 10 kgs. permitidos… para tener en cuenta! Además. El mejor momento para pagar el equipaje es cuando sacas tu pasaje, ya que luego se encarece y es aún más costoso si lo abonas en el aeropuerto.

Otro punto es que no incluye ninguna bebida / snack a bordo, pero pueden adquirirse arriba del avión (café, alfajores, snacks, sandwichs) solamente en efectivo y en pesos argentinos, y los precios son normales (un café o capuchino $ 130 por ejemplo… para nosotros, menos de un dólar)

Llegando a Ushuaia el espectáculo comienza ya desde arriba: es maravilloso ver la ciudad, sus formas, su bahía, las cumbres montañosas del Martial haciendo un marco perfecto y sobre todo la forma de lagos e islas. Lamento haber tenido el celular apagado y guardado (y que me haya tocado pasillo) porque dura muy poquito antes de que aterrice… para la próxima iré prevenida…

Fotos que Mariela pudo "robar" desde su ubicación en el avión

Al descender nos esperaba Laura de LyM con su taxi y su cartel de Bienvenida para llevarnos al departamento que habíamos alquilado por 4 noches. Y ya nomás en el trayecto nos iba relatando cosas y apuntando lugares para visitar en la ciudad, toda una verdadera guía!!!

Llegamos a Paz Centro Vintage alrededor de las 9.30 hs. donde nos esperaba Federico. A pesar de que el check in era a las 15 hs. no tuvo ningún problema en entregarnos antes el departamento, excepcionalmente ubicado a 3 cuadras del centro y otras 3 del Museo Marítimo y del Presidio. Ya he dejado mis comentarios sobre la propiedad en Booking, pero quiero destacar además de lo cómodo y completo del lugar, la amabilidad de Federico que estuvo presente en todo momento para lo que lo precisáramos. Un excelente anfitrión!!!!

Sin haber pegado un ojo la noche anterior, lo único que queríamos era tomar unos mates y descansar un poco antes de salir a patear la ciudad… y así lo hicimos! Una compra en el supermercado La Anónima de la esquina, un buen desayuno y 350 metros después ya estábamos en la costanera de Ushuaia!

Saint Christopher 

El día arrancó gris, pero la temperatura muy agradable. En el transcurso de la tarde se fue despejando y nos dio la posibilidad de hacer fotos con cielos muy distintos. Ni que decir las fotos del atardecer (que es a las 21.30 hs) teñidas de rosas, violetas y amarillos!


El premio mayor se lo lleva el Saint Christopher, un barco encallado hace 65 años en la bahía de Ushuaia que se cree fue protagonista de importante hitos históricos, como el desembarco en Normandía en la 2da. Guerra Mundial.

De origen estadounidense, después de haber recorrido el mundo, terminó sus días en un último salvataje: el del crucero Monte Cervantes, donde al haber sufrido varios desperfectos mecánicos, encalló en la bahía y allí descansa desde 1955, transformándose no sólo en una postal, sino en parte del paisaje y de la historia fueguina.

No pudiendo con su genio, mi amiga Mariela envió una hermosa foto a nuestro pintor local Rodolfo Guerrisi y sucedió que el Saint Christopher pasó a formar parte también de nuestro paisaje artístico viedmense!!!


¿Cuál es el cuadro y cuál es la Foto?

Muy cerca del muelle turístico, desde donde parten las excursiones embarcadas, se encuentra el Monumento a los Antiguos Pobladores de Ushuaia, obra de Antonino Pilello que representa al Monte Olivia transformado en un albatros, abrazando la historia de Tierra del Fuego: las máscaras de los Shelknam, las chozas, las canoas de los Yámana, los barcos que traen a los inmigrantes y hasta la cárcel y el trencito.



También está el famoso Cartel del Fin del Mundo, donde podés pegar tu calco para dejar tu marca de “yo estuve aquí”


Después un paseíto por la pasarela del Club Náutico Ushuaia, donde atracan muchos veleros, entre ellos el Barracuda, uno de los primeros barcos de excursión en Ushuaia que, si bien hoy en día ya no funciona para el turismo, es muy lindo y pintoresco de ver.



Interior del Barracuda

Desde allí caminamos unos 200 metros más para llegar al famoso cartel de Ushuaia, donde no podés dejar de tomar cientos de fotos con el paisaje de la bahía de fondo. Sólo pondré 2, pero juro que sacamos cientos jajaja



Seguimos hacia Casa Bebán, una casa de madera y chapa construida entre 1911 y 1913 por Fortunato Bebán, un inmigrante europeo dedicado al comercio marítimo, reconstruida en 1993 y declarada Patrimonio Cultural de la Ciudad de Ushuaia.


Continuamos nuestro paseo por la Bahía Encerrada, para luego volver y recorrer un poco el centro de la ciudad, con su hermosa Iglesia Don Bosco siempre de fondo, admirando esa arquitectura de pequeños techos a dos aguas, chapas, listones de madera y variados colores, tan característica de la ciudad.

Debo decir que hicimos este camino varias veces, incluso entrando un día a la extensa Pasarela Fique para tomar fotos de la ciudad desde el interior de la Bahía, un hermoso espectáculo, sobre todo al atardecer!




DIA 02: Navegación Canal de Beagle y Glaciar Martial

Ya ven que este será un post bastante largo! Aún me quedan 3 días de viaje y ya llevo 3 páginas… es que así es Ushuaia, imposible describirla en pocas palabras.

Nuestro segundo día teníamos contratada la excursión de Navegación por el Canal de Beagle con Latitud Ushuaia

Optamos por elegir la excursión en barco pequeño porque nos pareció menos masiva que el catamarán y más personalizada, y no nos equivocamos. Al ser pocos, todos teníamos tiempo de tomar fotos tranquilamente sin embotellamientos de gente en la proa. Además el barco puede acercarse mucho más a las islas, casi tocando las rocas.

Dejamos el muelle a eso de las 10 de la mañana para empezar obteniendo una hermosa vista de la bahía desde el mar.


El día era soñado… tengo que decir que tuvimos mucha suerte en nuestro viaje, porque Ushuaia suele ser frío, pero nos tocaron todos días hermosos de entre 22 y 26 grados de inusual temperatura!


La excursión hace 4 paradas: las dos primeras son la Isla de los Pájaros, morada de albatros, gaviotas y petreles, ente otras aves autóctonas



y la Isla de Lobos, hábitat de lobos marinos de uno y dos pelos.



Pero la frutilla del postre es sin dudas el famoso Faro Les Eclaireurs, mal llamado el Faro del Fin del Mundo, aunque el apodo le queda bonito y es uno de los faros más australes del mundo, así que por qué no…



Durante el regreso nuestra guía fue contando la historia del hundimiento del Crucero Monte Cervantes con mapas y fotos y explicando la peligrosidad de navegar en estas aguas y el objetivo de los faros como advertencia y señalización para los barcos. Todo esto acompañado de un rico y calentito café o té servido dentro del barco.

La cuarta y última parada es en la isla Bridges, donde podemos observar los sitios donde vivían los Yámanas y enclavaban sus tiendas, y realizar una caminata corta rodeados de mar.




El regreso es sobre las 13 hs. admirando otros puntos de vista del Canal de Beagle, ya que no regresa por el mismo lugar que salimos.

Uno de los puntos que atravesamos al salir es una baliza pequeña que muchos de lejos llegan a confundir con el faro y hace que más de uno prepare su cámara antes de tiempo. Si bien los colores son invertidos a los del faro, no deja de tener su belleza y obviamente su utilidad para los navegantes.


Un rato de descanso y comida en el departamento y ya estábamos listas para salir nuevamente, con toda la tarde por delante.

Llamamos a Laura y nos envió a su marido Mario para que nos llevara hasta la base del Glaciar Martial, a unos 7 kms. del centro de Ushuaia.


Ya nos habían dicho que la subida era de dificultad media, no porque fuera larga o muy empinada, sino porque es toda en ascenso y cansa mucho las piernas.

Yo no tenía intención de hacerla, mi único objetivo eran las vistas y las tortas de la casa de té jajaja, pero Mariela sugirió que lo intentáramos.

Al principio muy lindo, arroyitos, puentecitos…



y hasta aquí llegué yo… Mariela continuó hasta el final del sendero, pero la vista no fue muy distinta a lo que veíamos desde abajo, excepto por algunas perlitas del camino.



Yo preferí ir a guardar una mesa y esperar su descenso con una merecida torta y un exquisito té!



Imperdible la Torta Fueguina, cubierta de dulce de calafate!!!!



Coronamos el día con una caminata hasta la pasarela Fique y unas hermosas fotos del atardecer fueguino.




DIA 03: Tren del Fin del Mundo y Parque Nacional Tierra del Fuego

La mejor manera de comenzar a recorrer el parque Nacional Tierra del Fuego, es viajando en su pintoresco trencito, que por supuesto no podía dejar de llamarse “Tren del Fin del Mundo”.

Otra vez de la mano de Latitud Ushuaia subimos al tren en la Estación del Fin del Mundo (a 10 kilómetros del centro de Ushuaia) a la que llegamos en taxi y después de una breve parada en Estación La Macarena, continuamos hasta Estación Parque Nacional, donde nuestra chofer nos esperaba para continuar el recorrido.

La estación ya es un paisaje en sí misma, con ese aire especial que siempre tienen las estaciones de tren, mezcla de historia y rusticidad.


Este recorrido, inicialmente de 25 kilómetros, que hacía el tren de los presos para cortar y acarrear leña desde el parque, hoy en día se reduce a los últimos 7 u 8 kms. y obviamente el tren no es el mismo. Si quieren ver el tren original, pueden hacerlo en el patio exterior del Museo Marítimo y del Presidio.



Vagón Original en el Museo

Durante el recorrido una audioguía en varios idiomas va relatando la historia del tren, de la cárcel y de este magnífico bosque fueguino. Se pueden ver los árboles ya talados y otros paisajes típicos de la zona, rodeada de montañas.



Existen tres locomotoras a vapor que realizan el paseo: la Ingeniero Porta, Camila y la Ingeniero Zubieta, aunque nosotras vimos sólo dos.



Y hay dos alternativas de excursión:

1. Contratar la excursión completa Tren + Parque Nacional: en este caso la empresa lleva a los pasajeros en una van hasta la primera estación, los recoge en la última estación y los lleva a conocer dos de los puntos más importantes del parque: Lago Acigami y Bahia Lapataia. Costo aproximado: USD 40 por persona (Tren categoría Turista).

2. Sacar únicamente tickets para el tren por USD 22 por persona y hacer el recorrido del parque por tu cuenta, ya sea en taxi, en auto de alquiler o caminando. En taxi sale un poquito más económico siendo dos, pero se amortiza mucho más siendo 3 o 4 personas, y la ventaja es que el valor es fijo, se recorren más puntos y podés quedarte en cada lugar el tiempo que quieras.

Nuestra idea inicial había sido tomar un taxi y coordinar un horario para que nos fueran a buscar, de manera que al descender en la estación Parque Nacional hacíamos todos los puntos caminando, a saber:

- Bahía Ensenada Zaratiegui: Aquí se encuentra la oficina de Correo Argentino más austral y una réplica en miniatura del faro en su pintoresco muelle.




- De allí pediríamos al taxi que nos dejara en el fin de la ruta 3 para realizar los senderos La Baliza, Miradores de Bahia Lapataia, la Castorera, Sendero del Turbal, Laguna Negra y Laguna Verde, para terminar en lago Acigami donde solicitaríamos nos recogieran. En total caminaríamos entre 5 y 6 kilómetros.

Laguna Verde



Lago Acigami

Pero resultó que muchos de estos senderos estaban cerrados, el día estaba demasiado caluroso para caminar y había muchos vehículos en las rutas de ripio que levantaban tierra y se tornaba un poco peligroso… así que Laura nos ofreció hacernos el tour en coche por los mismos puntos y la verdad que no se equivocó.

Sólo hicimos caminando la Senda del Turbal de 1.4 kms. y terminamos nuestro paseo con unas fotos de los Miradores de Lapataia y Laguna Verde.




Otra opción es hacer este paseo por libre, en auto propio o de alquiler, ya que en caso de que tomes el Tren, incluye el regreso a la Estación Fin del Mundo para que vuelvas a hacerte con tu vehículo.

Museo del Presidio:

Al no caminar casi nada, lo que pensábamos nos llevaría todo el día, nos dio tiempo libre para conocer el famoso Museo del Presidio que teníamos a sólo 3 cuadras del departamento.

Este museo se encuentra en el edificio del ex presidio de Ushuaia, donde se recluía a los criminales reincidentes más peligrosos.

Comprende un área de colección privada de maquetas de barcos, grabados u mapas antiguos, el área del presidio en sí mismo, donde destacan las celdas de Radowitzky y del “petiso Orejudo”, el museo Antártico en la planta alta y el Museo de Arte Marino donde se exponen cuadros de artistas marinistas y portuarios.



DIA 04: LAGUNA ESMERALDA, LAGO ESCONDIDO Y LAGO FAGNANO.

Para nuestro último día en Ushuaia habíamos reservado un auto de alquiler en Avis (a 2 cuadras del departamento también jaja), con la idea de hacer primero el trekking de Laguna Esmeralda y después seguir camino hacia Tolhuin recorriendo los lagos Fagnano y Escondido, para llegar a la afamada Panadería La Unión, icono que forma parte de la historia de la región desde hace 40 años.

Pero lamentablemente la Panadería se incendió un mes antes de nuestro viaje y no pudimos conocerla. Ojalá sus dueños con ayuda estatal y de los vecinos puedan recontruirla para que los turistas podamos visitarla nuevamente!

Así que a las 9.00 de la mañana fuimos a buscar nuestro coche de alquiler y pusimos rumbo por la Ruta 3 durante 17 kilómetros hasta la entrada de la Laguna Esmeralda, haciendo una parada breve en la Cascada Velo de la Novia.


El día estaba gris y con pronóstico de lluvia, cosa que agradecimos porque el trekking fue largo y había varios claros en el camino donde nos hubiésemos calcinado con mucho sol.

Aquí también los castores han hecho lo suyo, por lo que se los considera una amenaza para la zona.



Todo el camino es bosque, arroyos, cascadas, montaña, glaciar, rocas, turbales… si bien es largo no posee mayores dificultades y se hace muy ameno. 






Solamente en un par de oportunidades hay ascensos un poco más pronunciados, el segundo al llegar a la laguna, pero merece la pena para encontrarse con esta maravilla!




Algunas gotas de lluvia nos acompañaron mientras almorzábamos a orillas de la Laguna, felices por haber recorrido estos 4.5 kilómetros rodeadas de tanta naturaleza y tanta inmensidad! Los 4.5 de vuelta se hicieron cortos y rápidos en comparación, porque llevábamos el alma llena de paisajes increíbles!

Desde allí seguimos unos 30 kms hasta Paso Garibaldi, un hermoso mirador del Lago Escondido al costado de la ruta


Y unos 20 más para entrar en la Prefectura Naval a orillas del Lago Fagnano. Viendo que se largaba la lluvia, los mates que nos íbamos a tomar tuvieron que esperar un poco más.


Regresando, metros antes de pasar nuevamente por Paso Garibaldi, vimos la entrada a la Hostería Petrel, creada en los años 60 y abandonada años después por decadencia, desidia o falta de interés de los gobernantes de turno. Lo cierto es que es un lugar privilegiado a orillas del Lago Escondido que hoy se encuentra en ruinas… pero nos sacamos las ganas de entrar a tomar nuestros esperados mates con algunas delicias locales que habíamos comprado para el camino!



DIA 05: Dejando Ushuaia pero con ganas de volver…

El último día conducimos en nuestro coche de alquiler unos 7 kilómetros hasta el Aeropuerto de Ushuaia para tomar nuestro vuelo Jetsmart de regreso a Buenos Aires.

Fue un viaje tan rico y completo que parecieron más días! Pero creo que 4 días es lo justo para hacer las actividades imprescindibles. Por supuesto que hay mucho más como el turismo de estancias, con sus corderitos patagónicos al asador, infinidad de trekkings y excursiones y hasta vuelos en helicóptero sobre la ciudad! Para nosotras fue un viaje perfecto y encantador, y una oportunidad más de consolidar nuestra amistad y compañerismo que se fortalece en cada escapada! Gracias amiga del alma!!! Dónde será nuestra próxima aventura?