martes, 20 de octubre de 2020

Dubai Express en 3 días

En el año 2017 mi amiga Mariela y yo compramos nuestro primer viaje a Europa, destino: GRECIA! Un destino siempre soñado para mí, al cual mi amiga decidió acertadamente acompañarme!!!

En ese momento ni siquiera se nos ocurrió hacer un viaje por libre… era el primero, a un país donde no se habla español, nuestro inglés era bastante nefasto (y digo era porque ha mejorado mucho desde esa época) y económicamente el dólar no estaba tan caro como ahora para emprender un viaje contratado en agencia. Así que llamé a mi amiga Yanina de www.delmarviajes.com.ar no sin antes haber investigado un poco dónde queríamos ir, y le planteamos nuestras ideas.

Yanina y Natalia son dos genias, con una enorme paciencia y una excelente atención, te sacan todas las dudas y buscan las mejores alternativas para los viajeros. Realmente gracias a ellas nuestro viaje fue impecable!

Pero en este post quiero contar algo que no teníamos previsto: Nuestro vuelo a Atenas por Emirates Fly tenía una escala de nada menos que 17 horas en Dubai… qué hacer??? Consultamos a Yanina si había posibilidad de hacer un stop over de unos pocos días para aprovechar a conocer la ciudad, y nos consiguió no solamente el cambio de vuelo por una pequeña diferencia de tarifa, sino también un paquete llamado Dubai Express de 3 noches que nos permitió llevarnos más de una postal de esta impresionante ciudad.

Llegamos a Dubai muy tarde, después de unas interminables 19 horas de vuelo. Nos sorprendió el trayecto que hizo el transporte desde la pista donde aterrizó el avión hasta las instalaciones del aeropuerto, que es tan inmenso que parece que nos vas a llegar nunca! Después nos contaría el receptivo que nos esperaba, que ese aeropuerto pertenece solamente a la línea Emirates y que hay otro tan grande o más para el resto de las líneas aéreas. Primera aproximación a la palabra “gorgeous” (maravilloso) que tanto escucharíamos de boca de los turistas en ese par de días.

Aeropuerto de Dubai

Nos alojamos en el DOUBLE TREE HILTON en el barrio de Al Barsha, porque nos costaba unos USD 300 menos que el Double Tree Jumeirah ubicado en la marina de Dubai. Por más que éste último tenía una mejor ubicación, fue una decisión acertada, ya que en pleno Junio es prácticamente imposible ir caminando a ningún lado con la temperatura de 40 a 45 grados de Dubai. Además, se paga una VISA de USD 100 por persona para entrar en la ciudad, así que tratamos de reducir los costos. El hotel es grandioso y lo son más sus desayunos!!!! Esa noche dormimos como niñas, exhaustas del viaje, pero felices de comenzar nuestra gran aventura!

DIA 1

Como todo viaje organizado, hay que estar listo a la mañana siguiente para ir a recorrer la ciudad. De la mano de un guía egipcio que hablaba perfectamente el Español, y en un bus con aire acondicionado gracias a Dios!!! Comenzamos el recorrido por la gran ciudad. Dubai es una ciudad muy nueva, de construcciones modernas e impresionantes edificios. El descubrimiento del petróleo en 1966 fue el punto de inflexión más importante de su historia, que le permitió la expansión y un rápido crecimiento que aseguraría la formación de los Emiratos Arabes Unidos.

No es smog... es arena!

En el trayecto el guía nos fue contando sobre las costumbres y la vida del árabe nativo, cómo es el gobierno de los Jeques, el tratamiento hacia los extranjeros y los turistas, las normas de respeto con respecto a su religión (estábamos justamente en el Ramadán, que es el mes de ayuno musulmán, durante el cual no comen ni beben nada desde el amanecer hasta el ocaso).


Impresionante arquitectura de los edificios

Visitamos el Museo de Dubai, una tienda de tapices y alfombras bordadas en hilos de oro, el zoco de las especies y el zoco del oro. A decir verdad, la visita a los tapices un tanto larga y si no tenés interés en comprar uno (bastante caros por cierto) la consideraría irrelevante… sí es muy lindo cruzar el canal en el water taxi para conocer los mercados o “zocos”. Infinidad de especias, dátiles y productos regionales y ORO, ORO y más ORO! Veíamos señores de túnica y turbante comprando a sus esposas joyas del tamaño de una remera! que al parecer lucen debajo de sus “burkas”, porque ninguna vestía joya alguna que se viera.

En el Zoco de las especias


Cruzando en el water taxi

Al finalizar estas visitas, el bus se detuvo unos minutos en la playa de Jumeirah para admirar y fotografiar el famoso Burj Al Arab, uno de los pocos hoteles 7 estrellas del mundo, símbolo de Dubai, con su característica forma de vela o velero. El Burj Al Arab está situado sobre una de las dos islas artificiales a las que llaman las “Palmeras de Dubai” debido a su forma de palmera de dátil, la cual es imposible de distinguir si no es desde el aire.

Burj Al Arab

De regreso al hotel alcanzamos a divisar el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo con sus 828 metros de altura. Es por el momento una asignatura pendiente volver a Dubai para verlo más en detalle y asistir al espectáculo de la fuente de aguas danzantes, que por ahora sólo he visto en video 

Hay tickets para subir al Burj Khalifa desde USD 38 hasta 160 o 170 que puede incluir la hora del té o un cocktail. Para entrar al Burj Al Arab tenés o bien que hospedarte en el hotel, o reservar algún servicio como Spa o el té de la tarde en el Sky Bar que cuesta unos USD 245!!!! Mejor llevarte tus propios saquitos de té que seguro te saldrán más económicos, jaja!

es hermoso escuchar el llamado a oración de las mezquitas!

El City Tour termina pasado el mediodía y nuestra próxima actividad era a las 19.30 hs. Por lo que decidimos tomar un taxi hasta el Dubai Mall para comer en su patio de comidas y conocer el famoso Dubai Aquarium & Underwater Zoo. El Dubai Mall es el centro comercial “más grande del mundo” (y no te cansarás de escuchar esta frase en Dubai), por lo que más que admirar su arquitectura, no hicimos tiempo para conocerlo.

Acuario de Dubai Mall

Llegadas al hotel, ducha y a cambiarse para una romántica cena a bordo de un Dhow tradicional, recorriendo la cala o creek de Dubai. Decir que lo ideal hubiera sido que la velada romántica incluyera a nuestros maridos, pero nos lo pasamos de maravilla de todas formas :) El paseo de 2 horas con la brisa nocturna que se agradece y las vistas de la costa y los otros barcos iluminados sobre el agua es realmente encantador. Cenamos junto a una pareja de mexicanos viajeros que nos contaron muchas de sus aventuras juntos!

Paseo por el Dubai Creek

DIA 2

Este día teníamos la mañana libre, así que la dedicamos a visitar nuevamente la playa de Jumeirah y sacarnos las ganas de hacer más fotos del Burj Al Arab, pero también de darnos unos buenos baños en el golfo pérsico. El agua es tan transparente como salada y caliente! Por suerte el hotel tenía un servicio de traslado gratuito hasta la playa, y el chofer no tenía otra cosa que hacer que esperarnos… así que nos bastaron un par de horas para disfrutar y no morir en el intento (literalmente: asadas).

en las aguas del Golfo Pérsico

Creo que en otras épocas del año y tal vez en un hotel con servicios en la playa, puede ser muy agradable pasar un día entero en esas aguas! Pero preferimos volver al hotel a refrescarnos en la piscina, almorzar y esperar a nuestro guía del Safari por el Desierto.


A las 15.30 hs. nos esperaba un Land Cruiser que compartimos con una pareja australiana para hacer nuestra aventura 4x4 por el desierto. En el camino visitamos un criadero de camellos y vimos muchos barrios en construcción en las afueras de la ciudad.


El Desert Safari es muy divertido! Son aproximadamente 45 minutos de “dune bashing” como le llaman a este rally, surfeando las dunas en un coche. La tarde termina paseando en camello y cenando en una campamento digno de “Las mil y una noches” con espectáculo de danza incluido.





DIA 3

El día 3 teníamos que partir hacia Atenas, pero aprovechamos la mañana para conocer el Emirates Mall, el cual quedaba muy cerca de nuestro hotel (aunque llegar caminando fue toda una odisea).



Sin dudas Dubai es una ciudad para volver. No la elegiría como destino principal, pero sí para hacer un stop over de 3 o más días. Eso sí, la próxima lo haría por libre y no me perdería una excursión a Abu Dhabi, un paseo nocturno por la Marina y la visita al Jardín del Milagro. Y si vas con niños (o no tan niños) no te pierdas los Parques temáticos de Dubai.

Nos despedimos con este hermoso atardecer en el desierto...









No hay comentarios:

Publicar un comentario